Seguro de Cesantía

 
 
 
 
 
El seguro de cesantía es un instrumento de protección social destinado a proteger a las personas que quedan cesantes ya sea por causas voluntarias o involuntarias. creado mediante la Ley N° 19.728, vigente desde el 1 de octubre de 2002, y modificada por la Ley N° 20.328 vigente desde el 1 de mayo de 2009.Es obligatorio para los trabajadores dependientes mayores de 18 años y regidos por el Código del Trabajo que inician una relación laboral con fecha igual o posterior al 2 de octubre de 2002. La incorporación es voluntaria para aquellos que firmaron un contrato de trabajo antes de esa fecha.Quedan excluidos del seguro los siguientes casos:

Trabajadores de casa particular
Trabajadores sujetos a contrato de aprendizaje
Trabajadores menores de 18 años de edad
Trabajadores que tengan la calidad de pensionados, con excepción de los pensionados por invalidez parcial
Trabajadores independientes
Trabajadores regidos por cualquier otra norma que no sea el Código del Trabajo

Los beneficios del seguro de cesantía están relacionados con la antigüedad o tiempo cotizado en el sistema, el tipo de contrato de trabajo y la causal de término de la relación laboral. En términos globales, la persona que es despedida o renuncia a su trabajo tiene derecho a realizar tantos giros como el saldo de la cuenta del afiliado le permita, mensuales y decrecientes, permitiéndole con ello paliar en parte su carencia de ingresos cuando se ve enfrentado al desempleo.

El seguro de cesantía no sólo tiene beneficios en dinero, sino también en salud, asignación familiar y apoyo a la reinserción laboral a través del funcionamiento de una Bolsa Nacional de Empleo y becas de capacitación.

Adicionalmente, el seguro entrega beneficios al trabajador cuando se pensiona, quien puede retirar el total de los recursos acumulados en su cuenta individual en forma libre de impuestos. En caso de fallecimiento del afiliado, sus beneficiarios o herederos pueden retirar el saldo acumulado, con las mismas ventajas tributarias.

 
SI USTED FUE DESPEDIDO POR NECESIDADES DE LA EMPRESA O POR CASO FORTUITO O FUERZA MAYOR; VENCIMIENTO DEL PLAZO O TERMINO DEL TRABAJO O SERVICIO, TIENE DERECHO A UNA DE LAS SIGUIENTES OPCIONES:
Financiamiento con el saldo de su Cuenta Individual
Tendrá derecho a realizar tantos giros mensuales de su Cuenta Individual por Cesantía como su saldo le permita financiar, en razón del porcentaje promedio de las 6 rentas anteriores al despido (para los contratos a plazo fijo o por obra) o 12 rentas anteriores al despido (para los contrato a plazo indefinido).
El primer giro corresponderá al 50% del promedio de las 6 o 12 últimas remuneraciones anteriores al despido, y posteriormente al 45%, 35%, 30%, 25% y 20% hasta agotar el saldo de su cuenta individual.
Financiamiento con el Fondo de Cesantía Solidario
Recibir giros por 5 meses (para los contratos a plazo indefinido) y giros por 2 meses (para los contratos a plazo fijo o por obra), una vez que se hayan agotado los dineros de su cuenta individual.
Además podrá recibir 2 giros adicionales, los que serán otorgados dependiendo de la tasa de desempleo nacional.
 
ADICIONALMENTE TIENE DERECHO A LOS SIGUIENTES BENEFICIOS:
 
Si opta por Financiamiento con el saldo de su Cuenta Individual
• Cobertura de salud en Fonasa mientras recibe los pagos de cesantía.
 
Si opta por Financiamiento con el Fondo de Cesantía Solidario
• Cobertura de salud en Fonasa mientras recibe los pagos de cesantía.

• Cursos de capacitación gratis y apoyo a la búsqueda de empleo, a través de las oficinas de empleo de las municipalidades (OMIL).

• Mantiene el beneficio de la asignación familiar, mientras perciba prestaciones de cesantía.
 ¿Qué trámites debo hacer en caso de optar al financiamiento del fondo de cesantía solidario?
 

Una vez que usted optó por el fondo solidario en el centro de atención (en el entendido de que cumple con los requisitos necesarios para poder hacerlo), debe concurrir posteriormente (durante todo el período en que recibe pagos del fondo de cesantía solidario) a la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) correspondiente a su domicilio, para que certifiquen su condición de cesante e inscribirse en los registros de la Bolsa Nacional de Empleo.

 
¿Por qué tiene que concurrir a la OMIL, una vez que haya optado por el fondo de cesantía solidario?
 
Una vez que usted optó por el fondo solidario, la normativa legal exige que usted concurra a la OMIL (Oficina Municipal de Intermediación Laboral) a confirmar su condición de cesante, de acuerdo al calendario de concurrencia informado en la solicitud de beneficio, de lo contrario será suspendido el pago correspondiente al mes en que no concurrió a la OMIL.
 
¿Qué pasa con mis giros si no he asistido a la OMIL a confirmar mi condición de cesante una vez que haya optado por el fondo de cesantía solidario?
 

Será suspendido solamente aquél giro, correspondiente a la fecha calendario en que no concurrió a la OMIL, si no ha perdido la condición de cesante, los demás giros se mantienen, siempre y cuando la OMIL certifique su condición de cesante, según calendario entregado.

OMIL

Requisitos Subsidio de Cesantía

  • Presentar finiquito con causal de despido
  • Presentar al menos 12 meses de cotizaciones

Requisitos Seguro de Cesantía

  • Presentar al menos 12 meses de cotizaciones (excepto trabajadores temporales y de construcción, quienes acceden con sólo 6 meses de cotización). 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s